¿Tienen fosfatos los Kebab?

Hace pocas semanas todos los periódicos y programas de televisión especulaban sobre los fosfatos y a los Kebab. Por un lado, unos hablaban de no tomar Kebab por su alto contenido en fosfatos o recomendaban evitar su consumo porque se trataba (casi) de un veneno cuyo uso estaba prohibido. Por otro lado, ya había gente en pánico pensando que se iba a prohibir su venta. Hay muchos bulos relacionados con la alimentación que se extienden entre la población a lo largo del año y este es uno más de ellos. Para tu tranquilidad te diré que ni van a prohibir los Kebabs, ni está permitido el uso de fosfatos como aditivos en este tipo de carne.

Los fosfatos son un tipo de aditivos que están autorizados para su uso en algunos tipos de carnes. Básicamente, se usan para aumentar su capacidad de retención de agua (hacer la carne más jugosa) y mantener el pH (acidez) de la carne estable. El Kebab no está incluido entre las carnes autorizados y ahí se encuentra la noticia de verdad. Se ha solicitado permiso para su uso y ha sido denegado. Por lo tanto, no hay nada por lo que alarmarse.

¿Pero por qué lo han solicitado?

En el reglamento europeo 853/2004 se recogen diferentes definiciones legales sobre las categorías de las carnes como la de “preparados de carne” en las que se encontrarían clasificados los Kebab.

“Preparados de carne”: la carne fresca, incluida la carne que ha sido troceada, a la que se han añadido productos alimenticios, condimentos o aditivos, o que ha sido sometida a transformaciones que no bastan para alterar la estructura interna de la fibra muscular ni, por lo tanto, para eliminar las características de la carne fresca.

Para ciertas carnes se permite el uso de fosfatos para los fines mencionados anteriormente. Lo que ha ocurrido es que se ha intentado que el Kebab se incluya en esa lista. Puedes leer los preparados cárnicos en los que está autorizado su uso en la siguiente imagen (Reglamento 601/2014).

De todos modos, te interesa saber que sí está permitido su uso en productos cárnicos como fiambres, salchichas, embutidos curados, nuggets o hamburguesas. Sin embargo, no deberías preocuparte porque las cantidades permitidas son dosis seguras y comprobadas científicamente. Yo me preocuparía más por el valor nutricional de estas carnes en las que está permitido, que por la cantidad de fosfatos que pudiera llevar.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s